La merienda

Tras la comida y tras un breve descanso el "Llanero Solitario" cabalgó de nuevo hasta Cangas de Onis de donde nos trajo y regaló unos pins





Los demás cansados por el viaje hasta Valdeón y sobre todo por la barrigona llena, decidieron descansar un poco para empezar de nuevo en el previo de la cena.

Mas bebida, mas jamón y mas música.










A mi me recuerdan a Benito y Manolo







¿Lo reconocen? Antes traía gorra, gafas, barba, camiseta sin mangas, ... ¡menudo cambio!






 
Publicidad
 
 
Hoy habia 1 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=